FILOSOFÍA

La arquitectura, el espacio, es el marco que da contexto a nuestra vida. Debemos reflexionar y ser conscientes del poder de emoción y sentimiento que puede generar nuestro entorno y de cómo puede determinar nuestra existencia. Esta pasión por el espacio y el análisis del contexto es lo que en cada trabajo materializamos.

La arquitectura es nuestra manera de involucrarnos, pensar, soñar, sentir, juzgar, transformar y hacer nuestro el espacio y el lugar.

La ciudad, la vivienda, cada espacio de trabajo nos son meros objetos que podamos observar y aceptar sino que son partes implicadas y constructoras de nuestra vida y nuestro sentir. El medio en el que vivimos nos condiciona y por ello es fundamental tener esta reflexión y ser capaces de soñar con un espacio más adaptado a cada uno de nosotros. Nuestro objetivo y nuestro trabajo consiste en construir ese espacio de habitar de cada persona a través del conocimiento de las necesidades de cada cliente y de aquello que los hace sentir “en casa”.

En un mundo cambiante donde el espacio es nuestro lugar y habitar, generador de sensaciones, el lugar donde desarrollamos nuestra vida y que nos facilita o entorpece nuestra relación con el medio; este espacio debe ser concebido para facilitarnos la vida.